martes, 16 de julio de 2019

Las tijeras de la Trece ya cortan los inicios de las películas


 En el vídeo que pongo de youtube de El árbol del ahorcado verán los créditos iniciales y Gary Cooper en el caballo, hasta aquí normal. ¿Por qué digo esto? Porque si ustedes no han visto esta película y la ven por primera vez, o quieren verla de nuevo, en la Trece ya no lo podrán ver. Resulta que la cadena cuyo máximo accionista es la Conferencia Episcopal Española ha decidido que hay que cortar los créditos iniciales, y por lo que se ve les importa un churro si ya hay una secuencia, tal y como pasó con la emisión de este western hace una semana.

 Obviamente sobran comentarios sobre esta nueva salvajada. Pero quiero hacer unas observaciones:
-El Ministerio de Cultura debería hacer algo sobre este tipo de acciones en la tele, empezando por la pública, pero parece que le da igual. De hecho nunca le ha interesado mucho el tema de las emisiones cinematográficas, las privadas no pueden hacer lo que les dé la gana, son concesiones que se dan con unas reglas.Tan solo hubo aquella vez en el 99, estando el PP en el Gobierno, que se regularon los cortes publicitarios y se prohibió la mutilación de los créditos finales. Todo era demasiado bonito porque la ley duró bien poco. En aquellas fechas no se dijo nada de los inicales porque era impensable.

-¿Dónde están los críticos de cine? Siempre he entendido este oficio más allá de poner una o tres estrellas a una cinta, para mí un crítico es también una especie de pedagogo del séptimo arte que ha de transmitir la cinefilia a la gente, y que esta respete las obras de los directores. En Barcelona, por suerte, los críticos más bien veteranos siempre han sabido estar a la altura, también hay casos como el de Carlos Pumares que no paraba de denunciar comportamientos de la caja tonta, pero otros no dicen ni mu.

¿Y los directores de cine? Ni están ni se les espera

¿Qué tipo de público ve cine en televisión? Creo que hace unos años hubiera habido cierto sector de la audiencia que protestaría. ¿Ahora qué pasa? ¿Nos hemos vuelto tontos y aceptamos todo?

Las distribuidoras: Si yo tuviera los derechos de una película y veo que una tele me corta la secuencia inicial me voy al juzgado ipso facto. ¿Qué pasa ahora? ¿Les da igual?

En fin, yo ya paso de la Trece hasta que no corrija esto y pida disculpas. Ya que son los curas, no quiero ni imaginarme si pasaran El Cardenal sin su secuencia de créditos iniciales de Saul Bass o aquella deliciosa Audrey Hepburn en Historia de una monja.

   A ver qué será lo siguiente: ¿cortar a Omar Sharif en el desierto en Lawrence de Arabia? ¿Rebobinar el final de El tercer hombre? ¿Resumirlas?


martes, 18 de junio de 2019

Woody Allen sigue siendo veneno para la audiencia

El pasado miércoles 12 de junio volvía a emitirse una película de Woody Allen en primetime y por La 2 dentro de su espacio "Días de cine clásico", se trataba de Annie Hall (Casi una historia de amor) y la audiencia no fue la esperada, un 2,6%, incluso una décima por debajo de la media de la cadena del día.

Viendo en twitter la reacción del director del espacio se esperaba otro resultado, a mí no me sorprendió, incluso creo que fue un buen resultado. Recuerdo que en los 90 se decía que era veneno para la audiencia, hagamos un repaso.

A principios de los 90 pudimos ver varias de sus películas cómicas por las autonómicas que tenían un contrato con la United Artists y por Tele 5 que,con el contrato que tenía con las películas de la Orion, estrenó varias de sus mejores obras de los 80: Hannah y sus hermanas o La Rosa púrpura de El Cairo. El canal que entonces dirigía Valerio Lazarov apostó fuertemente por ellas anunciándolas con bastante anterioridad  y en su espacio estrella de "Cine 5 estrellas".

Sin embargo, la audiencia no debió ser la esperada ya que se anunció tambien Días de radio, pero nunca llegaba y no fue hasta un 23 de diciembre de 1992 que la pudimos ver a altas horas de la madrugada. Del mismo modo, el canal privado emitió Broadway Danny Rose a esas horas y con la adquisición de un nuevo paquete con la United Artists estrenó Manhattan o Recuerdos pero también a la hora de las brujas. O sea, pasamos del "próximamente" a rellenar ese espacio de la madrugada, ideal para quien tenía vídeo o se permitía estar despierto a esas horas. El canal privado siguió emitiendo sus películas, incluso las cómicas o en las que participó como guionista como ¿Qué tal, Pussycat? en su nuevo espacio "Un siglo de cine" que se emitía después del informativo de la medianoche "Entre hoy y mañana", nunca en el horario de máxima audiencia.

La 2 de TVE le dedicó un ciclo, pero también por la madrugada con el resto de sus cintas  de Orion que no sé si fueron desechadas por Tele 5, así pues películas como La comedia sexual de una noche de verano o Zelig fueron emitidas en el 94.

Su cine fue desapareciendo después... Y es que Woody Allen ya lo dijo: "Sinceramente, no intereso a los fans de Rambo". El cine de Woody Allen tiene cierto éxito en los cines de las grandes capitales de España, sus cintas se venden bien, están todas editadas, sus conciertos se agotan, pero el público televisivo no tiene muchas ganas de verlo.

Su cine no es compatible con el de acción, hay que pensar, toca temas como la muerte o el sentido de la vida que quizá la persona sentada en un sofá no tiene ganas de escuchar en ese momento. Lo mismo una persona cansada a esa hora tampoco tiene ganas de estar oyendo a un hipocondríaco o los fracasos amorosos del genio de Manhattan. Pero eso no significa que no se tengan que emitir, desgraciadamente los shares mandan y no creo que volvamos a ver muchas de él en un horario decente, como tampoco vemos de otros genios como Bergman o Fellini.

Por desgracia, la televisión que se ha ido fabricando es plana, una caja tonta como dicen, donde apenas hay tiempo para la reflexión y que convierte sin que te des cuenta en una persona vulgar. Si verdaderamente queremos una tele digna, Woody Allen tendría que asomarse más.


miércoles, 1 de mayo de 2019

El Festival de Cine de Barcelona del Verdi (BCN FILM FEST 19)



Se ha celebrado la tercera edición del BCN FILM FEST en los Verdi. Ha sido un festival muy ameno, apto para todo tipo de públicos, con variedad de géneros y con bastante calidad. Además, el hecho de celebrarlo por Sant Jordi y enfocarlo hacia la literatura le da un toque original que lo diferencia de otros. Por él han pasado desde Mike Leigh que presentó su última película La tragedia de Peterloo hasta Jeremy Irons haciendo de ilustre visitante del Museo del Prado en el ameno documental Pintores y reyes del Prado. Este año la directora ha sido Conchita Casanovas, periodista de RNE con buena experiencia cinéfila. Se inauguró el pasado 22 de abril con Litus, la nueva película de Dani de la Orden, una comedia dramática agradable con buenas salidas de guion que en general gustó al público.

En la sección oficial han brillado sobretodo Cartas a Roxane, donde de nuevo el cine francés ha mostrado su buen gusto a la hora de mostrar su cultura y presumir de sus obras. La película es como la filmación del primer Cyrano de Bergerac, predomina a lo largo de la cinta el buen humor y la agilidad narrativa. Si se quedan a ver los créditos, podrán ver una recopilación de grandes actores que hicieron el Cyrano, no faltan los cinematográficos José Ferrer y Gerard Depardieu.

Otra sorpresa ha sido el cambio de registro de Agustí Villaronga con Nacido Rey, superproducción que domina con gran pulso y que será una película que dará que hablar y gustará. También han destacado, entre otras, Hotel Mumbai, sobre los atentados en el Hotel Taj Mahal de 2008, es una cinta violenta, pero también es destacable el análisis de los personajes, esquema que recuerda a cintas catastrofistas clásicas como La aventura del Poseidón.

Como todo festival también hay cintas de las que uno se esperaba más, por ejemplo El bailarín, que con un tema interesante no logra su objetivo, Peca de un mal guion y una desastrosa realización, aunque con buenos momentos como los de Nureyev solo viendo arte en Paris. Al finalizar noté bastante decepción en el público, llegando a la indignación incluso.Tampoco la esperada cinta de Mike Leigh ha logrado unanimidad, si bien fue más interesante poder verlo en persona y todas las explicaciones que dio. La cinta resulta algo larga y cuesta entrar en ella.

En secciones fuera de competición fue emotiva la presentación de Buñuel en el laberinto de las tortugas con su equipo, en ella vemos al sordo de Calanda capaz de hacer lo mejor y lo peor en la filmación del mítico documental de Las Hurdes ,tierra sin pan y que hizo que se humanizara. También gustó La importancia de llamarse Oscar Wilde, el director Rupert Everett impacta con este Wilde tan decadente.

El festival no se olvida de los grandes clásicos y un merecido homenaje a Buster Keaton ha estado presente, algo que es de agradecer, jóvenes y no tan jóvenes quizá verían por primera vez El maquinista de la General en pantalla grande, película que todo cinéfilo y amante de la cultura ha de ver. El documental sobre él de Peter Bogdanovich, El gran Buster, que también se pudo ver es muy notable y bastante apto también para quien no lo conozca, seguro que saldrán con la curiosidad de ver sus películas.

Como suele pasar en varios festivales, la adjudicación de los premios me resultó algo sorprendente, ganó Soledad y es probablemente la película de la que he oído hablar peor de las exhibidas tanto entre los críticos como entre el público. Luego está el tema de La vida sense la Sara Amat que se llevó el premio del público, por cierto, a mí no me dieron ninguna papeleta para votarla, quizá se votó en la otra sesión. También ha recibido el premio de la crítica ACCEC.

Creo que Laura Jou hace un buen trabajo en cuanto dirección de actores, pero el relato, una adaptación de la novela de Pep Puig que habla de la ingenuidad de la adolescencia, cae víctima precisamente de esta, hay varias lagunas en el transcurso de la historia que no la hacen muy creíble, así como elementos sobrantes, tal vez con una historia más elaborada, la directora pueda demostrar en el futuro su talento, el cual creo que tiene. En la sesión del domingo entró todo un grupo de adolescentes que iban juntos, no sé si serían del pueblo donde se rodó o de una escuela y ya aplaudían fuerte antes de verla y valorarla, probablemente muchos la han votado no tanto por su calidad cinematográfica.

En fin, larga vida a este festival aun joven, con sus defectos de no estar maduro aun, pero con la ilusión de querer crecer y hacerse un hueco entre los importantes, de momento este año ha sido mejor que los otros dos, esperemos y confiemos en su avance, que el público responda y que le dé a Barcelona ese glamour cinéfilo algo apagado con tanto cierre de cines y el auge de las plataformas.



lunes, 1 de abril de 2019

Respuesta a Samuel Martín Mateos sobre los créditos de West Side Story (Director de la 2 de TVE)

Min. 12: Salgo yo preguntando por qué no se emitieron los créditos de West Side Story http://www.rtve.es/alacarta/videos/rtve-responde/rtve-responde-31-03-19/5107938/

 Distinguido Sr. Samuel Martín Mateos:
 Gracias por contestarme en el programa "RTVE responde". He de decirle que en un principio no quería hacer la pregunta porque ya hace tiempo que ando decepcionado. Antes de mí ha habido otra gente que ha intentado con mi mismo éxito decirles que ustedes como tele pública que son, y que no deberían olvidarlo, no han de cortar los créditos de las películas. Como inquieto que soy, permítame que le diga que su respuesta me parece más bien un insulto no solo a los cinéfilos, sino a la propia TVE.

 Me habla usted de que los cortan porque si no la audiencia les penaliza. ¿De qué audiencia me habla usted? Vamos a los datos, la película de la que me he quejado, West Side Story, obtuvo un 2,3 %, y el espacio de después un 0.9%. Ve como no son los créditos, Sr. Mateos, los que hacen que la audiencia baje, sino el interés del programa o el horario. Creo que sin querer, al menos eso quiero pensar, usted está infravalorando al público de La 2. Y desde luego otra cosa, ¿Por qué hay que hablar de audiencia? Leí que usted quería una tele cultural, pues no cumple con eso al no dejar que las nuevas generaciones conozcan el trabajo del gran Saul Bass y los que ya lo conocemos, gozar de nuevo con él.

 Los que pedimos los títulos de crédito no somos gente chiflada que lee todo lo que sale, de hecho yo voy a lo que me interesa de ellos. No son solo letras, hay una banda sonora, compuesta expresamente para esta parte, que ustedes omiten. En otras ocasiones habrá fotos antiguas, trozos de la película, escenas finales que aun están en movimiento, o un trabajo artístico como el del artista antes citado, al que ustedes ya amputaron en el pase de La vuelta al mundo en 80 días hace unos años cuando los clásicos eran los jueves en La 1 en el 2012.

 TVE era un gran ejemplo de cómo cuidar el cine, y quisiera recordar a la gran Pilar Miró que en una emisión de Con la muerte en los talones a alguien de Torrespaña se le ocurrió cortar para publicidad en la escena de la avioneta. Ella salió primero a pedir disculpas a los telespectadores y los responsables tuvieron su castigo. Por cierto, en ningún momento usted ha pedido perdón.

 Son incluso el único canal que corta las cabeceras de los estudios, eso solo lo hacen los piratas que copian películas, suerte tienen que no vigilan nada estas productoras porque una buena multa les tendría que caer. No hace mucho vi un trozo de la emisión de Willow y la maravillosa música de Horner ya estaba empezada, ni se vio el nombre de la productora Lucasfilm, ni el nombre del director. Y así seguimos, Mar de hierba de Kazan con los títulos ya empezados, Lío en Broadway con la canción comenzada, etc. Ya no veo cine en sus canales, pero la lista debe ser larga...

 En Barcelona hay un ejemplo de canal que sabe cuidar el cine y que es Betevé, una delicia, respetan el séptimo arte porque entre otras cosas eso es respetar al telespectador. Ustedes al hacer esto con los filmes menosprecian a la audiencia que tanto dicen mirar. ¿Se ha preguntado cuánta gente deja de ver ya películas en su cadena por estas actitudes?

 Por último, lo de que en Internet ya está la información me ha hecho pensar otra cosa y dirigirles una petición: Por favor, dejen de emitir cine en TVE porque ya hay DVDs en las bibliotecas, en las tiendas, o en plataformas. Ustedes han perdido todo el buen nombre que tenía la tele pública. Siento ser duro, pero si lo soy es porque quiero a TVE, gracias a ella me formé culturalmente y nunca lo olvidaré y me gustaría que muchísima más gente pudiera hacerlo y más viendo cómo está la cultura actualmente
 Reciba un cordial saludo.

jueves, 7 de marzo de 2019

Hasta siempre Stanley Donen

Era el 23 F, esta vez el golpe no fue de estado pero sí a nuestro corazón cinéfilo: el gran Stanley Donen había muerto, parecía inmortal, siempre decía que aun nos quedaba él de aquel Hollywood que nos hizo soñar. Él ya decía que el cine era mentira, ahí te equivocabas querido Stanley, tu cine vitalista, ácido, entretenido, amargo y cómico cuando tocaba, es una de esas verdades por las que se puede decir que la vida tiene sentido. Fuiste un director curioso, haces la que es para muchos la mejor película de la historia Cantando bajo la lluvia y luego se olvidan de ti, hasta TVE que te dedicó un buen reportaje en "Días de cine" se ha olvidado de tus cintas en su espacio de los miércoles, algo que sí hicieron con Bertolucci, pero los cinéfilos, con todos los respetos al director de Novecento, sabemos quién sabía más. Algunos te encasillaron en que eras un director de musicales, y efectivamente así es, hasta en aquel homenaje a los programas dobles Movie Movie quisiste homenajear a Bubsy Berkeley y te salió muy bien, se nota que lo llevabas en el alma. Pero ya que te encasillan tanto con los musicales, yo soy de aquellos que ha disfrutado con tus comedias teatrales, de aquellas que determinados críticos dicen que no es cine. ¡Qué equivocados están! Solo un genio como tú podía rodar ese paseo de Cary Grant con Ingrid Bergman, de los minutos más elegantes de la historia de esto que antes se llamaba séptimo arte.Miren a partir del min. 31: Solo tú podías reunir a cuatro espadas en la magnífica Página en blanco y cuidar cada plano, el color de la ropa, insinuar, burlar la censura, ser mordaz con apariencia dulce. Y ahora que te encontrarás a Hitchcock por ahí, la verdad es que fuiste el único capaz de igualarlo y encima añadir tu toque con Charada, película que siempre me pongo cuando estoy algo desanimado, y me recupero...¡Y es que tus películas tendrían que recetarlas! Y obviamente Dos en la carretera, las notas musicales de Mancini que evocan ese amor/desamor, alegría/tristeza, encuentro/desencuentro, pero en definitiva la vida. En fin, Stanley, incluso nos has hecho sonreír con tu última broma, abandonar este mundo el día antes de la gala de los Oscars, que te menospreciaron siempre. Gracias por hacer cine en mayúsculas y alegrarnos este valle de incultura cinematográfica y poca sensiblidad que nos toca padecer.

martes, 19 de febrero de 2019

Érase una vez...(1950) de Josep Escobar

Si me siguen por Facebook o en algún otro sitio, seguro que más de una vez les habré hablado de la película de animación española Érase una vez... (1950) sobre el cuento de La Cenicienta. En este film colaboró mi abuela en el equipo de los pintores, recuerdo que muchas veces me hablaba de ella y de las anécdotas que contaba Josep Escobar, que aquí se encargó de la dirección de animación.

Tal película no la he podido ver nunca, a pesar de que he escrito un montón de veces tanto a la productora Estela Films, a la Filmoteca Española, a la Filmoteca de Catalunya, etc. Solo hay una copia en B/N pues se utilizó en su época el procedimiento autóctono Cinefotocolor y el paso del tiempo la acabó descoloriendo.

En diciembre, la Filmoteca de Catalunya anunció en su programa que entre las películas que estaban restaurando estaba esta Érase una vez..., no era ninguna novedad la noticia, pues ya hace tiempo que me lo dijeron. El pasado 17 de febrero en el programa de TV3 "La gran il.lusió" que dirigen Esteve Riambau y Àlex Gorina se habló un poquito de ella, siendo lo más destacable que ya viéramos algunos fotogramas en color, lo que hace pensar que dentro de poco la podremos ver...

Sin embargo, me sentí mal al ver que no se citó a Josep Escobar, ya no sé si esto se debe a un mal tijeretazo, o a un error a la hora de escribir el guion del programa. ¿Se imaginan que me pongo a hablar de Dumbo y no digo Walt Disney? Si citaron a Cirici Pellicer como crítico de arte, habría que especificar que él se se encargó de la dirección artística, mientras el padre de los Zipi y Zape de la de animación. No fue el único dibujante que colaboró, ahí estaba el recordado Joan Ferrándiz por ejemplo.Miquel Porter i Moix nos cuenta que las figuras de La Cenicienta y el Príncipe fueron diseñadas por Cirici y dibujadas por Ferrándiz, mientras que la gran mayoría de los otros personajes son creaciones de Escobar.

Por lo que se puede ver y oír, se utilizó mucho folclore catalán y cultura popular, la película entre otras cosas fue calificada de "Interés nacional" por el propio gobierno de Franco y ganó la medalla de oro en el Festival de Venecia en su sección infantil-juvenil.

Estrenada el 18-12-1950 en Barcelona, y tres días más tarde en Madrid, la película tuvo la competencia de la versión Disney y esto la perjudicó enormemente, incluso no pudo registrarse con el nombre de La cenicienta ya que Walt Disney  lo había hecho.

Esperemos que podamos ver esta película pronto, no ya solo en las Filmotecas, sino en DVD, y en más medios para que pueda llegar al máximo numero de espectadores. Y por favor, la próxima vez que hablen de ella, citen a sus dibujantes, ya sabemos que nadie es profeta en su tierra...

lunes, 11 de febrero de 2019

Egeda cierra Filmotech: Otra pésima noticia para los que queremos el cine español de todas las épocas

Hace unas semanas me llegó un email anunciándome el cese del portal Filmotech que reunía un amplio catálogo de cine español de todos los tiempos, parte del email decía esto:

"Nos ponemos en contacto con usted en relación con el próximo cese de las actividades de la plataforma de audiovisual español y europeo Filmotech.com. Esta iniciativa de EGEDA se creó en un momento en el que era necesario desarrollar una oferta legal contenidos online,ya que no existía en el mercado. 

A día de hoy, sin embargo, existe un abanico de plataformas comerciales, tanto generalistas como especializadas en cine español/europeo y otros, que ponen a disposición del usuario una completa oferta de producciones audiovisuales a precios asequibles, por lo que EGEDA considera que Filmotech.com ha cumplido su función y en la actualidad no es preciso mantener la Plataforma. (...)


Esto supone otro golpe para los que queremos visionar el cine español sin ningún tipo de prejuicios. Hace unos meses ya tuvimos la desastrosa decisión de la TVE que dirige Rosa María Mateo de eliminar la cita diaria del espacio Historia del cine español y reducirla a solo los viernes donde la segunda película ya empieza a horas intempestivas.

Resulta decepcionante leer que "Egeda considera que Filmotech.com ha cumplido su función y en la actualidad no es preciso mantener la Plataforma". Pues con esta afirmación deduzco que poco quieren al cine español, gracias a esta plataforma uno podía acceder a películas como El juego de la oca de Summers,Un diablo bajo la almohada de Forqué, El tambor de Bruch de Iquino o la otra versión que hizo el recientemente desaparecido Jorge Grau: La leyenda del tambor, etc.

Vamos a ver, Sres de Egeda: ¿Cómo vamos a ver estas películas si ni tan siquiera están editadas en DVD? Urge que tanto el Ministerio de Cultura, la Filmoteca Nacional y quien sea, encuentren una solución para que podamos tener acceso a ellas y fórmulas hay bastantes. De lo contrario se puede  dar a este cine por desaparecido.